entrada a la cuevona
Luz verde al final del túnel

Hay un pequeño pueblo en Asturias llamado Cuevas. Y, como puedes imaginar, tiene una cueva muy importante: La Cuevona.

‘La Cuevona’ ha sido tradicionalmente una cueva muy importante para los lugareños, no por la importancia geológica, sino por el transporte. Pasa la montaña para que no tuvieran que escalarla, pero no es un túnel artificial hecho por la humanidad, es una cueva natural abierta poco a poco por un pequeño río.

Esta cueva natural fue utilizada durante siglos por los lugareños a pie. Y posteriormente se adaptó al tráfico, pavimentando el suelo. El entorno es muy abrupto, con el ancho río Sella y las montañas alrededor. Por lo que el pueblo estaba muy aislado. Incluso hoy en día se tarda mucho en llegar debido a la falta de acceso por las carreteras principales.

Interior de la cueva con pavimento
Cuidado con los niños y los coches, no hay acera, se camina por la carretera.

Visita la Cuevona

Los habitantes de Cuevas utilizan la cueva para llegar a su casa en automóvil. Pero si quieres visitar la cueva necesitas aparcar tu coche y cruzarla a pie. Puedes aparcar el coche aquí.

Tiene 300 m de largo y se disfruta de principio a fin.

Geológicamente hablando, es una formación kárstica, con las características de estalactitas y estalagmitas.

Iluminación de las estalactitas
Pavimento para los coches ¡y estalactitas para nosotros!
Extremo de salida hacia Cuevas
Extremo de la cueva que va hacia el pueblo de Cuevas

Otras cosas que ver cerca de la Cuevona

Puente suspendido sobre el río Sella
Puente suspendido sobre el río Sella, junto a la cueva

Esther

Tour Guide in Madrid